Vivian Maier, salvada del olvido

Self-Portrait, 1956A lo largo de la historia han vivido tantas personas que es imposible cuantificarlas y aunque haya muchos de ellos que consigan sobrevivir a la muerte gracias a la fama de sus logros; muchos otros, pese a ser magníficos, pasan completamente desapercibidos por la vida.

Esta afirmación proviene de algo que he encontrado esta mañana leyendo noticias sobre arte algo antiguas, que es algo que suelo hacer y me encuentro con joyas como las de hoy. Hoy os traigo la historia de Vivian Maier, una fotógrafa que trabajó con ahínco toda su vida y captó momentos increíbles con su cámara sin pretender nada a cambio.

1953. New York, NYEn el año 2007, el historiador aficionado John Maloof adquirió por algo más de 300 dólares una caja de grandes dimensiones en una subasta, en esta vendían los contenidos de un trastero que iban a ser tirados porque su dueño había dejado de pagar. Cuando se lo llevó a su casa y empezó a ver el contenido que acababa de comprar, no fue consciente del tesoro que tenía entre sus manos. Cientos de miles de negativos de instantáneas captadas por la misteriosa Vivian Maier.

July 27, 1954, New York, NYEn un principio, desbordado por la cantidad de fotografías que tenía su archivo, no sabía que hacer. Buscó información de la autora pero los buscadores de Internet no arrojaron ninguna luz acerca de su identidad hasta el 2009, cuando la esquela de esta mujer apareció en la pantalla. Entonces la batalla no hizo más que comenzar, John Maloof descubrió quién era esta mujer, una americana que dedicó cuarenta años de su vida a ser niñera en diferentes familias y cuya mayor afición era pasear con su cámara Rolleiflex.

Undated, Chicago, ILGracias a ello captó imágenes de lo más variado. Paisajes urbanos, mujeres, hombres y niños de todo tipo de pelaje y expresiones, imágenes de la decadencia y que retratan a la perfección la ciudad de su época. Críticos de arte han catalogado su trabajo como fotografía social de las décadas de los 50 y los 60 en su mayoría. Destaca la fotografía en blanco y negro, pero también encontramos en color. Se la ha comparado con fotógrafos de prestigio como Robert Frank, Lisette Model, Helen Lewitt y Diane Arbus cuyas miradas siempre han sido consideradas como sinceras y extremadamente cristalinas. Las imágenes de Vivian son inocentes y capaces de remover algo en tu interior, con tus sentimientos a flor de piel y te hacen querer saber más de las personas y lugares que muestran, son ventanas a la mente de esta mujer tan misteriosa que parecía poner su alma en cada una de ellas.

January, 1953, New York, NYDespués de esta historia, que podéis completar viendo el documental Finding Vivian Maier (el cual os recomiendo), os invito a que reflexionéis sobre la posibilidad de la cantidad de artistas y miradas únicas estamos perdiéndonos en esta historia que tenemos la suerte de vivir.

Página web de Vivian Maier: http://www.vivianmaier.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s