Pongamos que hablo de formas de exponer

La forma en la que los museos exponen sus obras generalmente suele ser para un visitante pasivo. Recorriendo las salas disfrutas del arte que te rodea, escuchas los murmullos que a tu alrededor causan las obras expuestas pero ahí queda la cosa, te diriges a la salida ¡Hasta pronto!

Poco a poco los museos se han dado cuenta que necesitan otro tipo de público, que se entretengan entre sus paredes que interactúen con la exposición e incluso llegan más allá, adaptándolo para personas que aunque por su discapacidad no pueden vislumbrar las obras pero sí pueden sentirlas en su corazón y con sus manos.

A estas alturas hay ya muchos estudios, manuales e investigación sobre la educación en los museos y la obligación que tenemos de enseñar y difundir el arte a los más pequeños, porque serán sus futuros visitantes. Claro, ¿qué podemos hacer para que los niños no se aburran y la droga del arte les entre por la venas? Los talleres impartidos por el personal de los museos son la forma perfecta para que los pequeños de la casa interactúen con Velázquez, Kirchner (bueno, con él es mejor que se lo censuremos un poquito hasta los 15, a ver si van a tener pesadillas), Rafael. Estas formas de exposición las han adaptado ya muchos de los museos españoles realizándose lo que se llama una “exposición espectáculo” creo que el mejor ejemplo es lo que ha ocurrido este último año en el Caixa Forum.

Hay otros museos como el Museo Nacional de Artes decorativas que aunque no tengan este tipo exposiciones espectáculo sí poseen pequeñas armas de “distracción” como peines abatibles que además de jugar con el espectador y hacerle participes como si fuera el cajón del mueble de su casa, consiguen almacenar un mayor número de piezas en una sola sala.

CIEGOS TOCAN HOR IZDAHay otros que han aprovechado sus años de baja muy bien. El Museo Arqueológico Nacional, MAN para los amigos, ha conseguido reformar un museo para las necesidades de muchas del personas que no pueden disfrutar del arte como todos. Las cartelas con alfabeto braile y la reproducción de la obra original hacen que avancemos un poquito más hacia una forma de exposición perfecta sin distinción de edades o discapacidades.

Anuncios

2 pensamientos en “Pongamos que hablo de formas de exponer

  1. Pingback: Olor a rosas | Murmullos en la sala

  2. Pingback: Sigamos poniendo los dedos | Murmullos en la sala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s