Canecillos eróticos para adoctrinar

El otro día me encontraba dando clases particulares de historia del arte, más específicamente del románico, cuando me acordé de los pequeños detalles que hacen que me apasione tanto este mundo. Detalles pequeños, pero a la vez cargados de significado.1La iglesia románica está cargada de un preciso simbolismo por ser la casa de Dios y como el reflejo del orden  universal. Para crear el ambiente adecuado intervienen, además de la estructura arquitectónica, la pintura, la escultura y las artes decorativas. La mayor parte de la escultura románica es monumental, es decir, forma parte de la decoración del templo. Predomina el relieve, cincelado sobre el propio material arquitectónico. Aparece en las portadas, en los capiteles historiados y en los canecillos en que se apoyan las cornisas.

Y he aquí el asunto que quiero tratar esta semana, pensaréis: ¿Por qué se para justo ahora?, bien, hace tiempo me llamó la atención eso de los canecillos, ¿Qué son?

Los canecillos son unas pequeñas repisas, las cuales sobresalen a modo de bloque, sobre la que se apoyan los salientes de una cornisa, alero o tejado. En realidad, son ménsulas que sobresalen de un plano y suelen estar decoradas en su parte inferior, que es la visible.

7Son pequeñas obras de arte que se encuentran en una cantidad importante de iglesias románicas. Los hay de muchos tipos, personas, animales, vegetales, simbólicos, etc. Muchas veces son ignorados, incluso por aficionados al arte románico, por ser poco espectaculares en comparación con portadas, ábsides o capiteles. Su temática puede tratar desde lo más pensable, como sería la representación de humanos o incluso de animales; a la representación de otro tipo de temas mucho más controvertidos, los eróticos. Algo que contrasta terriblemente con el pensamiento de aquella época fuertemente influenciado por la religión, ya que era visto como algo pecaminoso.

 La representación de la figura humana ocupa un lugar preeminente en la época; a pesar de la desaparición de la cultura antigua. Para la gente del pueblo era importante como  forma de reconocimiento de sí mismos y para los canteros como expresión de técnicas.

Hay representaciones humanas concernientes a las actividades diarias, comer, estar,  trabajar, rezar…etc. y a actividades culturales, música, lectura; así como a actividades reproductoras o sexuales.

Encontramos una clase de canecillos, que en principio podría sorprender por su temática: en muchas iglesias de nuestros pueblos encontramos representaciones de sexo o actividades reproductoras.    

8En aquella época, s. XII lo que vemos como impúdico ahora, entonces podía ser algo más  normal. Existen varias hipótesis para explicar estas representaciones: desde la más académica en la cual simplemente sería una forma de moralización, al enseñar aquello pecaminoso para que lo  evitasen. Otra en que “culpabiliza” de ello a los mozárabes, al traer de Oriente las imágenes de su cultura, con bailarinas, escenas del serrallo, etc… Y que en tierras cristianas no tenían que cumplir el mandato del Corán respecto a la prohibición de representar figuras humanas. De todas formas en las dos culturas, el sexo, tienen significado bien distinto, en el oriente era signo de felicidad y de placer, incluso en el cielo musulmán, había recompensas sexuales, mientras que en el mundo cristiano era signo del pecado. Y otra teoría en la que sería una forma de  incentivar la reproducción, debido a la baja población de las tierras cristianas.

9Muchas clases están representadas en los canecillos, podemos ver algunos realistas, los fantásticos y los inventados. Todos tenían un significado especial. El lobo y la serpiente, por ejemplo eran compañeros del demonio o incluso su representación; además en las Cofradías de los Maestros Canteros y junto con el mono eran uno de los grados iniciáticos. El toro, el águila y el león representaban los evangelistas, el cerdo la gula, el cocodrilo la hipocresía; no siempre un mismo animal significaba lo mismo, dependiendo del entorno, situación en la iglesia, etc… así un perro puede significar: fidelidad, y por ejemplo se les puede ver también despedazando algún pecador con lo cual pasarían a representar a los demonios.

10En la iconografía románica existen multitud de animales no reales, con muchos significados. Sus orígenes son ancestrales, a través las culturas indo mediterráneas, desde las egipcias, persas, árabes, hindúes, etc…, en el románico son recogidos y asimilados pasando a formar parte de la decoración, sobre todo, de las iglesias.

También se encuentran basiliscos, hidras, quimeras, sátiros, sirenas, ninfas, nereidas, arpías etc…

Todos estos seres acechaban desde las alturas donde estaban a los pecadores que se encontraban bajo ellos, con la intención de atraparlos y si podían devorarlos, o sea hacerles caer en la tentación y el pecado.

 Dentro de España donde podemos encontrar más ejemplos de estos tipos de canecillos pertenece sobre todo a la zona del norte, siendo Asturias un gran punto de partida para el estudio de estas decoraciones tan peculiares. También se encuentran en otros lugares ya mencionados como Valencia, Navarra, Cataluña, etc.

Es ahora cuando nos vamos a centrar en lo que más llama la atención de todas estas representaciones tan peculiares y eso es la gran alusión que hace a temas eróticos, como la práctica de actos sexuales o la muestra de los propios órganos sexuales especialmente llamativos. A primera vista nos podrían recordad a las mismísimas “venus” de época prehistórica, aquellas estatuillas que generalmente representaban figuras femeninas, a las cuales se les acentuaban los órganos reproductivos propios, como señal de fertilidad y abundancia. Algo que contrarresta completamente con el verdadero significado de estas estatuillas adosadas pertenecientes a siglos posteriores.

5

Aunque es por todos conocida la habitualidad con la que otras civilizaciones esculpían o pintaban escenas eróticas, como en el caso de los templos hindúes, las pinturas murales romanas (Pompeya es un buen ejemplo) o las cerámicas griegas, nos cuesta asimilarlo en el arte religioso cristiano. Desde nuestra mentalidad actual, en que la sexualidad conserva una cierta carga de vergüenza e indecoro, el sitio en que menos podríamos esperar encontrar esculturas de este tipo es adornando iglesias cristianas.

En las escenas sexuales del arte románico hay una serie de representaciones que se repiten con frecuencia y que son:

  • Hombres itifálicos. También se representan animales (por ejemplo, monos) en esta misma actitud.
  • Mujeres mostrando su sexo (se interpreta que cuando llevan su cabeza cubierta por toca se trata de mujeres casadas)
  • Coitos entre humanos
  • Coitos entre animales

En este tipo de representaciones primero nos podemos encontrar con una serie de “exhibicionistas”; mujeres sentadas con las piernas levantadas y el hombre con su pene erecto. Tras esta introducción pasaríamos a la serie en la que se está practicando ya el coito. A veces como un simple abrazo de una pareja o algo más explícito como la felación de un hombre a otro. Ya que, como, es lógico también había escenas claramente homosexuales.

La interpretación más habitual es que esta iconografía erótica se expuso en los templos como aviso contra los pecados de la carne y su correspondiente castigo. Quienes apoyan esta tesis suelen citar casos del románico y en el gótico donde personajes lujuriosos son representados siendo arrastrados y atormentados en el infierno, o mujeres siendo mordidas en los pechos y sexo con serpientes. Muchos aseguran que la sociedad del siglo XII tenía conceptos morales distintos a los actuales y que la represión sexual era mucho menor.

6

En este contexto de inhibición, el sexo sería algo más cotidiano que ahora, por lo que los escultores románicos locales representarían escenas eróticas como parte de las costumbres normales de la sociedad en que vivían.

A primera vista es algo muy grotesco de ver, pero realmente no aparece la sodomía, no aparecen clérigos, no hay posturas en el coito que pudieran considerarse “no apropiadas”, aunque en este sentido un capitel de San Vicente de la Barquera (Cantabria) parece mostrar a un hombre poseyendo por detrás a una mujer, esto también podía deberse a que la iglesia consideraba que esa era la mejor postura para poder conseguir un embarazo.

Además, es posible la influencia añadida de Al-Ándalus en ese sentido, por la percepción de sexo por el Islam como fuente de felicidad y de bien.

Estos canecillos y capiteles de contenido sexual se hallan especialmente mutilados o erosionados. Al deterioro normal de tantos siglos de existencia, hay que añadir las agresiones deliberadas de que fueron objeto en el pasado. Todavía algunas personas de avanzada edad cuentan cómo, entre los niños, era costumbre en los pueblos lanzar piedras a estas y otras representaciones, en ocasiones animados por el propio párroco.

3 2

Bibliografía

 Autor/s: CONTI, Flavio

Título de la obra: Como reconocer el arte Románico

Año: 1978

Autor/s: FATÁS, Guillermo; M. BORRÁS, Gonzalo

Título de la obra: Diccionario de Términos de arte y elementos de Arqueología, Heráldica y Numismática.

Año: 1988

Autor/s: M. BUENAGA, Ignacio; M. PRADES, José Antonio; M. VERÓN, Jesús

Título de la obra: Historia del Arte

Año: 2004

Autor/s: COMPANYS FARRERONS, Isabel

Título de la obra: Un intento de clasificación de los canecillos de cornisa del románico tardío, a través de cuatro ejemplares catalanes

Año: 1991

Autor/s: GÓMEZ GÓMEZ, Agustín; RODRÍGUEZ MONTAÑÉS, José Manuel; HUERTA HUERTA, Pedro Luis; RUBIO TOVAR, Joaquín; HERNANDO GARRIDO, José Luis; NUÑO GONZÁLEZ, Jaime

Título de la obra: Poder y seducción de la imagen románica

Año: 2006

Webs utilizadas

www.canalpatrimonio.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s