¿Una mujer pequeña en un mundo de gigantes? No lo creo

Frida Kahlo paintingEs bastante probable que la conozcáis, o que al menos hayáis visto alguna de sus obras y os hayáis extrañado, porque Frida Kahlo siempre consigue sorprendernos de ese modo. Sus cuadros intimistas y que ahondan en su propia identidad de una forma casi violenta, son un motivo más que suficiente para dedicarle extensos libros sobre arte, por ello y debido a su estilo tan personal, he querido reservarle un pequeño rincón en este espacio sobre arte.

Antes de nada, es necesario contextualizar a la artista brevemente. Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació en el año 1907 y falleció en 1954. Su vida, en concreto su vida sentimental, fue muy truculenta y esta misma jugosidad es la razón por la que se ha menospreciado sus obras. Lo cual considero un gran error ya que, si bien cultiva un arte muy autobiográfico y los sucesos de su vida fueron un hilo conductor a lo largo de su carrera profesional, también es importante desde el punto de vista estilístico.

También estuvo afectada por el contexto artístico de su época, siendo ella una mujer mexicana de principios del siglo XX donde el arte que triunfaba era el muralismo. Mucho se ha especulado acerca de las razones de Frida para no introducirse en este formato, siendo su esposo uno de los más importantes representantes del mismo. Brevemente os cuento las tres versiones que se barajan; durante mucho tiempo se dijo que la artista no podía cultivar el muralismo debido a su invalidez, una cuestión que afectó a muchos ámbitos de su vida pero que yo personalmente creo que no es una razón que detendría a Frida; por otro lado, en sus obras se puede rastrear una crítica al muralismo y a los artistas que lo llevaban a cabo, lo que sería una razón de peso para pensar que, si no le gustaba, no trabajaba en ello, y por último, es simple y llanamente porque Kahlo sentía pertenencia a otro estilo, un estilo mucho más personal, de pequeño formato y extremadamente simbolista.

the-broken-column-by-frida-kahlo-osa164Hace un momento os he destacado que Frida fue, en alguna medida, inválida durante gran parte de su vida y que esto pudo haberla marcado artísticamente. Fue en 1925 cuando la artista sufrió un fatídico accidente en el que su columna vertebral se fracturó y la obligó a permanecer en cama durante largas temporadas intermitentes. Estas épocas de inmovilidad fueron las utilizadas por ella para cultivar su arte, razón por la que encontramos muchos de sus lienzos alusiones a hospitales u objetos médicos. Otro de los espantosos hechos que marcaron a Frida y a su arte fue la imposibilidad de concebir, ella misma dijo que:

“Mi pintura lleva dentro el mensaje del dolor. La pintura me completó la vida. Perdí tres hijos y otra serie de cosas que hubiesen podido llenar mi horrible vida. Todo eso lo sustituyó la pintura”.

Revista_Opcion_nota_0_khalo_y_riveraComo mujer en su tiempo, se vio relegada como la mayoría de artistas femeninas en la vanguardia. Estaba supeditada a su marido, el gran héroe del muralismo, por quien no se valoró a Frida Kahlo lo que merecía, incluso ella misma se unió a este tipo de propaganda en los retratos de la pareja. En este tipo de obras, la artista caricaturizaba a ambos, colocando a Diego Rivera como artista gigante (con la paleta) junto a una pequeña y delicada mujer que se cubría de mexicanidad con unos trajes típicos. Contemporáneamente podemos encontrar mujeres como Lee Krasner (Lena Krasner, realmente) que estaba casada con Jackson Pollock y que se vio forzada a adoptar un papel secundario para que su esposo brillara, mientras que ella era vista como emuladora de su marido y se vio forzada a adoptar un seudónimo masculino para que sus obras no fueran estigmatizadas por su condición de mujer.

El arte de Frida se caracteriza por una gran carga autobiográfica, por la captación de temas mitológicos aztecas, un fuerte simbolismo y por estudios anatómicos muy documentados en manuales de medicina. Su pequeño formato no hizo que la artista escatimara en detallismo, su pintura es visceral y que demuestra un gusto por lo indígena, y aunque el mismo André Breton en 1938 trató de hacerle ver que sus obras eran surrealistas, ella nunca lo aceptó como tal, siempre expresó lo que tenía en sus entrañas.

Aunque en vida logró conocer el éxito, triunfando en numerosas exposiciones internacionales, su trabajo fue reconocido en su totalidad tras su muerte. Gracias a sus escritos personales en diarios, nos es posible conocer más de la persona que del personaje que se fue creando y mitificando a partir de su pintura. Ella fue una mujer fuerte, que luchó contra la adversidad existente para las mujeres de su época y creó un nuevo tipo de identidad femenina que acabó por convertirse en un símbolo.

“Yo solía pensar que era la persona más extraña del mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú”.

Fuentes de imágenes y texto:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s